En ocasiones la creación
surge por puro capricho...